¿Quiere que sus hijos coman sano? ¡Pruebe estos consejos!


Lleve a sus hijos a hacer las compras. Sé que esto puede sonar como un desastre, pero, con un poco de planificación anticipada y algunas reglas básicas, no solo todo saldrá bien, sino que también puede ser un gran éxito.

Empiece planificando sus comidas (yo uso USDA My Plate como guía). Haga que sus hijos participen en este paso. Pregúnteles qué les gustaría cenar (desayunar, almorzar y, también, comer como refrigerio). Cuando los niños se sienten parte de la toma de decisiones en la planificación de las comidas, es más probable que coman, al menos, una parte de lo que se les ofrece. Esto contribuye a una experiencia más armoniosa y agradable.

Luego, arme una lista de compras de los alimentos que necesita para preparar las comidas planificadas. ¡Apéguese a la lista! Esto ayuda a que el viaje a hacer las compras resulte eficaz y sea acorde a su presupuesto. Cuando mis compañeros de compra piden un artículo que no está en la lista de compras oficial, les permito seleccionar un artículo y les pido que incluyan los otros en la lista de compras de la semana próxima.

Pídales a sus hijos que lo ayuden a encontrar los artículos de la lista. De acuerdo con la edad que tengan, este pedido puede tomar diferentes formas. En el caso de niños más pequeños, pídales que lo ayuden a recolectar algunos artículos, como manzanas. Hay diferentes clases y colores. Tal vez, incluso, quiera hacer una prueba de degustación durante el horario de refrigerio en casa y los deje probar dos o más manzanas diferentes según su variedad, forma o color. En el caso de niños más independientes, dígales cuál es el siguiente artículo de la lista de compras y pídales que lo busquen, se lo muestren y lo coloquen en el carrito de compras. En el caso de niños que ya sepan leer, corte un trozo de la lista y pídales que compren ellos mismos los artículos. Haga que la lista sea lo más específica posible, es decir, que incluya la marca y el tamaño de empaque deseado. Yo planeo mi lista de acuerdo con las secciones o los pasillos de la tienda y me mantengo cerca de ellos a modo de recurso en caso de que me necesiten. En ocasiones, los artículos están agotados y es necesario que decidamos comprar un sustituto, comprar en otro lugar o, si es posible, esperar al siguiente viaje de compras.

Ya en casa, me gusta que me ayuden a vaciar las bolsas de compras y a guardar los alimentos. Esto ayuda a los niños a recordar los alimentos que compramos y dónde encontrarlos en caso de que los necesitemos.

A la hora de la comida o del refrigerio, haga que los niños participen en la preparación de una comida (tal vez una comida que hayan sugerido durante la fase de planificación de las comidas). De nuevo, esto varía de acuerdo con la edad del niño. Los niños más pequeños pueden ayudar a lavar los productos frescos, a determinar la cantidad de ingredientes o a mezclar la ensalada. En el caso de los niños más grandes, ellos pueden tomar los ingredientes y, progresivamente, a medida que van creciendo, pueden ayudar a pelar, cortar, combinar los ingredientes sin cocinar e, incluso, seguir recetas para cocinar u hornear partes de la comida. Intento lograr que mis hijos participen una vez por semana cuando necesito ayuda o cuando ellos están aburridos o, simplemente, cuando están interesados en pasar tiempo conmigo en la cocina. Hacer que la experiencia sea divertida los alentará a volver a la cocina la próxima vez.

Con el paso de los meses y los años, usted habrá expuesto a sus hijos a muchos —por no decir a todos— los aspectos de la comida (con suerte, a una amplia variedad de alimentos saludables). Un día, tal vez lo agasajen con una comida que planeen y preparen ellos mismos para usted. ¡Una comida casera preparada por otra persona suele ser una gran muestra de afecto! Pero lo que es aún mejor, ¡usted habrá ayudado a sus hijos a desarrollar una habilidad para toda la vida que podría contribuir a sustentarlos y a llevar una vida sana a largo plazo!

Autora: Kristen Silverman, RDN

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *