Mi cuidado en cada punto de mi vida


La Clínica de la Dieciséis ha estado allí para mi familia y para mí a través de las diferentes etapas de nuestras vidas. Cuando era niña, mi pediatra era Dr. John Dunn. Durante mis embarazos, vi al Dra. Pati Cabral, y ahora mis dos hijas ven a la Dra. Molly Cousin como su pediatra. Mi familia y yo llegamos de Veracruz a Milwaukee cuando tenía 4 años. Hemos sido una familia de la Clínica de la Dieciséis desde nuestra mudanza aquí. Hasta el día de hoy, mis padres vienen a la clínica para sus chequeos. Cuando era niña, me encantaba venir a la clínica para nuestros chequeos. Tengo buenos recuerdos del Dr. Dunn, quien después de 24 años de cuidarnos, se ha convertido en parte de nuestra familia. El también atendía a mí hermano y actualmente todavía es Doctor de mi hermano menor. Si el Dr. Dunn nos ve fuera de la clínica, siempre nos saluda con una sonrisa y nos pregunta cómo estamos, y eso es lo que me encanta de la clínica, el sentido de la familia y confianza.

Afortunadamente, siempre hemos estado bastante sanos. En 2011, mi esposo se unió a los Marines, y nos mudamos a California. Nos mudamos a Milwaukee un año más tarde, ya que estaba embarazada de mi primera hija. Como madre primeriza, tenía tantas preguntas: me sentía nerviosa y asustada en esta nueva etapa de mi vida. Aunque había muchas opciones, confié en la Clínica de la Dieciséis con mi embarazo. La Dra. Cabral hizo mi embarazo tan fácil y lo que más me encantó fue que me sentía cómoda haciendo preguntas, grandes y pequeñas, incluso las que pensé que eran tontas.

A mis hijas les encanta venir a la clínica. La Dra. Cousin ha sido su pediatra desde su nacimiento, y ella es tan atenta, amable y siempre tiene una sonrisa. Me encanta que a pesar de que cuando las chicas están al día con los chequeos y las vacunas, todavía llaman para ver cómo están. O si una está enferma y tiene una cita, la Dra. Cousin siempre pregunta por mi otra hija. Sentimos que somos más que pacientes, sentimos que somos parte de una familia y comunidad increíble.

Mi familia y yo estamos orgullosos de ser una familia de la Clínica de la Dieciséis. Estamos agradecidos por su cuidado, amabilidad y confianza a lo largo de todos los años. Estoy orgullosa de decir que fui paciente cuando era niña y ahora puedo traigo a mis hijas aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *