Mi Historia de la Clínica de la Dieciséis | Una voluntaria invalorable


Rochelle Neu siempre había tenido una pasión y talento para hacer mantas de bebe y hace varios años encontró la contraparte perfecta a esa pasión; madres que tienen necesidades en la Clínica de la Dieciséis. Después de escuchar del trabajo del Centro Recurso para los Padres en la Clínica, Rochelle tomó la decisión de dedicar su tiempo y habilidades para coser a esas madres que tienen necesidades – y lo ha estado haciendo desde entonces. Rochelle lucha con un problema degenerativo del ojo y dentro de poco espera ser completamente ciega, pero ella quería “seguir siendo útil” hasta que no pudiera ver. Para nuestras madres ha sido mucho más que “útil,” ha sido un salva vidas. Rochelle los hace a mano y dona una variedad de cosas al Centro de Recursos para los Padres tan rápido y frecuente como pueda producirlos. Cose mantas y colchas para adultos, mantas livianas, mantas que son seguras para los asientos del carro, pequeños paños para infantes y colchas para infantes. Pasa aproximadamente 6-8 horas al día cosiendo, haciendo una colcha casi cada día y medio. En septiembre del 2016 se celebró su sexto aniversario proporcionarnos colchas y hemos calculado que en total ella ha hecho y donado más que 1,000 colchas. Además de las colchas, ha hecho y donado cientos de mantas livianas, colchonetas de suelo y paños.

El centro siempre manda fotos de los bebes con sus colchas a Rochelle y las familias frecuentemente llegan a conocerle en persona. Las fotos que recibe Rochelle y las relaciones que forma con las familias le motivan a seguir ayudando – incluso mientras empeora su enfermedad. Rochelle se acuerda de una mujer en particular que recibió una colcha durante una clase de padres y pasó la clase entera acariciándola con una sensación de alegría y paz inolvidable. Rochelle describió a la mujer comentando, “nunca ha tenido algo tan bonito. La mujer ha preciado el hecho de que era hecha a mano y que una voluntaria (yo) solamente quería traer calor y confort a las familias de la Clínica.” Rochelle puede sentir la gratitud de las familias y el valor del trabajo que hace. Rochelle notó un buen recuerdo de recibir una carta enorme de todos los padres después de haber tenido un accidente. Ella sintió su verdadero agradecimiento.

Un sincero agradecimiento a Rochelle y todo el tiempo, servicio y amor que ha dado a nuestras familias. Usted es más que una voluntaria, es parte de nuestra familia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *