Haciendo ejercicio bajo el sol


Elecciones Saludables

Todos sabemos que los veranos de Wisconsin traen consigo muchas actividades y diversión al aire libre. Queremos pasar todo el tiempo posible bajo el sol mientras seguimos con nuestras rutinas de ejercicio saludables. Pero debemos ser cuidadosos. Es muy importante disfrutar del calor y no permitir que este interfiera en las actividades y ejercicios saludables, pero debemos hacerlo de manera segura para no ponernos en riesgo a nosotros mismos ni a nuestra familia. Si no nos protegemos del sol y del calor, podemos sufrir agotamiento por calor e incluso algunas personas pueden padecer un golpe de calor.

Tome agua, no bebidas deportivas

¡Agua, agua, agua! Asegúrese de permanecer hidratado y beber suficiente agua. Un buen consejo es comenzar cada día bebiendo un vaso de agua y asegurarse de tener agua siempre a mano. Beber agua antes, durante y después de las actividades o del ejercicio es muy importante. Asegúrese de que sus hijos también beban suficiente agua dado que suelen quedar envueltos en su diversión y se olvidan de hidratarse.

No reemplace el agua por bebidas deportivas. ¡Contienen mucha azúcar y su poder de hidratación es menor que el del agua!

No todas las partes del día son iguales

Evite hacer ejercicios o juegos extenuantes durante el momento más caluroso del día: el mediodía. Si es posible, programe sus caminatas, paseos en bicicleta y juegos ocasionales durante la mañana o la tardecita, cuando el calor no es tan agobiante.

Vístase para la ocasión

¡La ropa marca la diferencia! Si es posible, evite usar prendas pesadas, ajustadas y de colores oscuros, y elija géneros livianos y de colores claros que permiten que la piel esté más aireada y lo mantienen fresco.

Mantenga un ritmo más lento

Conozca cómo el calor puede afectar al cuerpo. Aminore la marcha y tómese su rutina normal con más calma si está realmente caluroso. Si suele caminar 30 minutos, camine 20 y a un ritmo un poco más lento.

Sepa cuándo detenerse

En ocasiones, el cuerpo no puede tolerar el calor ese día. Está bien decir: “hoy no”. Si tiene estos síntomas, deténgase, hidrátese, tómese un minuto para reponerse y busque un lugar fresco, con aire acondicionado para que el cuerpo vuelva a la normalidad:

  • Mareos
  • Piel pálida
  • Debilidad
  • Aturdimiento
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos

El verano es una época ideal para estar al aire libre y mantenerse en movimiento. ¡Tenga en cuenta estos consejos y asegúrese de que usted y su familia se mantengan sanos y no corran ningún riesgo!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *