Diabetes – Usted no está solo en esto


Ser diagnosticado con diabetes es un gran problema. Puede causar miedo. Puede causar estrés. Puede causar depresión. Puede ser abrumador Sin embargo, con todos estos sentimientos, aún se espera que de alguna manera aprendamos toneladas de información nueva y hagamos grandes cambios en la vida, rápido. Entonces, ¿cómo lo hacemos a través de todo esto? ¿Cómo llegamos a un lugar donde manejamos nuestra diabetes por nuestra cuenta? Bueno, desafortunadamente no hay una receta o solución mágica. Pero, hay algo para recordar. No estás solo. No tienes que pasar por esto solo. Los sistemas de soporte están disponibles y son muy importantes para su camino hacia el bienestar.

La familia no es tu única opción

Si tienes una familia y un amigo para apoyarte, eso es maravilloso. Enséñeles sobre todo lo que está aprendiendo, desde sus síntomas hasta cómo debe comer y hacer ejercicio. Confíe en ellos para apoyarse y que le ayuden.

Si no cuenta con familiares o amigos para recibir asistencia, existen otras opciones y lugares a los que puede acudir. Los grupos de apoyo son buenos lugares para comenzar. La diabetes no es rara. Hay muchas personas como usted que buscan apoyo como usted. Puede parecer extraño y aterrador compartir esto con extraños, pero les aseguro que no serán extraños por mucho tiempo. Verifique en su centro comunitario local, consultorio médico o centro de salud.

Importancia de los compañeros

Ver a su médico es importante y necesario. Debe permanecer muy conectado con su médico y seguir todas sus instrucciones. Pero hablar con tus compañeros (Con sus pares) es diferente. Hablar con alguien como usted, que está pasando por lo que usted está pasando, es diferente. En los grupos de apoyo entre pares, puede relacionarse con las luchas, éxitos y experiencias de los demás. Puede hacer preguntas, compartir dudas y hablar sobre sentimientos a un grupo de personas que lo comprende. Un grupo de apoyo es solo eso, para apoyarte. No juzgan y no culpan. Los grupos de apoyo escuchan y ofrecen ayuda. Con la participación de todos se aprenden nuevas destrezas en el manejo de esta condición, se adquiere la conciencia que dependiendo como asumamos este reto dependerá el éxito en el buen control de dicha situación.

Subidas y bajadas

Con la diabetes, habrá altibajos. Puedo decirte eso ahora mismo. Está bien. Su sistema de soporte puede ayudarlo a superar esos altibajos. Las emociones pueden correr alto. Tener personas a su alrededor para guiarlo y alentarlo en tiempos difíciles es importante para su éxito a largo plazo. El manejo de la diabetes es una maratón, no una carrera corta. Es más fácil superar los momentos difíciles cuando tienes personas a tu lado que comparten su dolor y te animan.

Aprendiendo nueva información

Tener diabetes a menudo significa que necesita aprender mucho y pensar en muchas cosas de manera diferente. Tienes que pensar en lo que comes de manera diferente. Cómo estás haciendo ejercicio. Cómo está tomando su medicamento. Cómo está monitoreando sus niveles de azúcar en la sangre. Es mucho .Al hablar de estas cosas con personas similares,  se puede aprender lo que funcionó para ellos y lo que no. Lo que ayuda y lo que no. “Trucos del oficio” que han hecho el manejo algo más fácil. Puede rebozar (tener lluvias de ideas) ideas para mejorar, compartir recetas y regímenes de entrenamiento e incluso planes para hacerlo mejor la próxima vez. No es solo un espacio para apoyarse mutuamente, sino para aprender y ayudarse unos a otros a crecer y a manejarse así mismo.

Inspiración

Estar cerca de otros que tienen éxito puede motivar y/o puede simplemente inspirarte a hacer lo mismo. Los sentimientos negativos tienen una forma de tomar el control. Al estar cerca de otros que están encontrando el éxito, la esperanza se restaura. Te permite ver las posibilidades y te permite comenzar a imaginarte a ti mismo haciendo esos progresos y viviendo esa vida.

Relaciones valiosas

Los grupos de apoyo a menudo llevan a relaciones valiosas y amistades fuera del grupo. Es una gran manera de conectarse con las personas y formar relaciones duraderas que van más allá de la diabetes.

Escrito por: Alba Peterson, Especialista en la Educación de la Diabetes, La Clínica de la Dieciséis

Información de contacto: 414-897-5572

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *