Salud cervical: lo que necesita saber


La mayor parte del tiempo, el cuello del útero se encuentra fuerte y saludable y hace su trabajo para llevar adelante una vida sin problemas. Sin embargo, todos los cuellos del útero están expuestos a ciertos riesgos normales, siendo el Virus del Papiloma Humano (VPH) uno de los más mortales. El VPH es muy común. De hecho, la mayoría de las personas sexualmente activas contrae el VPH en algún momento y se diagnostica con cáncer cervical a cerca de 13,000 mujeres en los EE. UU. cada año. Aun así, con frecuencia el cáncer cervical se puede prevenir. Entonces, ¿qué podemos hacer para mantener el cuello del útero saludable y protegernos del VPH y del cáncer cervical?

Visite a su obstetra o ginecólogo una vez al año: ¡sí, usted!

Todas las mujeres deben realizarse un control anual. En el examen anual, le realizarán una prueba de detección de cáncer cervical mediante una prueba de Papanicolaou. Esta prueba comprueba si hay células anormales en el cuello del útero causadas por el VPH. La mayoría de las mujeres entre 21 y 29 años deben realizarse una prueba de Papanicolaou cada 3 años. Lo más importante es hablar con su médico para que pueda decirle lo que es adecuado para usted. Ya que muchas mujeres, como las que han recibido tratamiento anteriormente por resultados de Papanicolaou anormales, necesitan realizarse una prueba de Papanicolaou con mayor frecuencia. Incluso si no necesita una prueba de Papanicolaou todos los años, sigue siendo de vital importancia que concurra a su control anual para ayudar a detectar otras enfermedades reproductivas. ¡Descubrir el VPH y otros problemas de manera temprana es la clave para la prevención!

Preste atención a los cambios

Si nota algún cambio, como cambios menstruales, sangrado anormal, secreción, dolor, sangrado o dolor durante el acto sexual, programe una cita para determinar la necesidad de un examen.

Utilice protección

El VPH puede ser transmitido a través de la actividad sexual, incluso si no hay penetración. Asegúrese de utilizar un condón y de protegerse si no se encuentra en una relación comprometida y monógama, o si tiene relaciones sexuales con una pareja nueva.

Reciba la vacuna contra el VPH

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todos los niños de entre 11 y 12 años o mayores deben recibir la vacuna; en el caso de que no la hayan recibido a esa edad, se sigue recomendando para todas las niñas de hasta 26 años y niños de hasta 21 años. El VPH es la manera más efectiva de prevenir el cáncer cervical y la transmisión del VPH.

Es posible que el cáncer cervical no genere síntomas obvios

El cáncer cervical toma su tiempo y muchas mujeres no poseen síntomas obvios antes de ser diagnosticadas con cáncer cervical. Por esta razón es tan importante seguir los consejos anteriores; vaya a su examen anual, reciba la vacuna contra el VPH y utilice protección, de esta manera podrá recibir la máxima protección y, al mismo tiempo, detectar cualquier problema antes de que se vuelva grave y cambie su vida.

Para obtener más información acerca de la salud cervical o para programar una cita con una enfermera partera certificada para un examen pélvico en Sixteenth Street, llame al 414-672-1353.

Escrito por: Tracy Herrmann, Directora del Departamento de Partería

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *